14 Feb 2018

¿Qué es el Personal Shopper Inmobiliario?

En países como Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña o Francia, la figura del Personal Shopper Inmobiliario (PSI) lleva años operando, es conocida como Exclusive Buyer Agent (EBA) y un 40% de las compras se realizan con su asesoramiento. En España estos profesionales comenzaron su andadura en el año 2.010 y en la actualidad existen en nuestro país más de 100 empresas que ofrecen este servicio, representados por la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario (AEPSI). Su presencia en el sector inmobiliario aún es bastante pequeña e insignificante, aunque el interés por este nuevo servicio continúa creciendo y se espera que en el próximo lustro se realicen entre un 20% y un 30% de compraventas con el asesoramiento de un Personal Shopper Inmobiliario.

Pero, ¿qué son exactamente? Pueden definirse como “agentes del comprador”. Esto es lo que los distingue de las inmobiliarias tradicionales, cuyo cliente por excelencia es el vendedor, no el comprador. En opinión de los expertos, en España “la tendencia de invertir los ahorros en ladrillo ha hecho que el negocio tradicionalmente se incline hacia el lado de la oferta, desatendiendo la demanda”. Así, los Personal Shopper Inmobiliarios defienden los intereses del comprador, que no estaba representado por nadie en el proceso de compra de una vivienda, no los del vendedor.

 

¿Cómo hacen su trabajo los Personal Shopper Inmobiliarios?

La persona que contrate sus servicios, el comprador en este caso, le especifica al agente el tipo de vivienda que busca, las características, calidades, localidad y zona y el presupuesto que se ha fijado para la compra. Tras este primer paso, el agente realiza una búsqueda de inmuebles: visita decenas de ellas para descartar las que no cumplan con todos los requisitos establecidos por el comprador y realiza una selección con las viviendas que mejor encajan en lo que estaba buscando el comprador. Tras esta criba el comprador puede visitar todos los inmuebles seleccionados en un mismo día, ahorrando mucho tiempo (hasta un 70% en la búsqueda) y dinero.

El agente también se encarga de elaborar informes financieros y legales (comprobar si la vivienda tiene cargas hipotecarias, cargas fiscales, etc.) y técnicos (cableado, revisiones de instalaciones eléctricas, medición de superficies con láser…), de hacer las correspondientes comprobaciones con el administrador de la finca y el catastro de cada inmueble, la elaboración de contratos, la gestión del pago de impuestos (ITP o IVA, IBI…), llevar la documentación al notario para que el cliente sólo vaya a firmar las escrituras de compraventa y llevarlas al registro de la propiedad. Y otro servicio que ofrecen es el de buscar presupuestos para la reforma necesaria y decoración de la vivienda a escoger, en caso de ser necesario.

 

¿Tienen cartera propia de viviendas como en una inmobiliaria?

Estos agentes no tienen una cartera de inmuebles propia (en sus páginas web y oficinas nunca hay viviendas en venta) sino que tienen libertad total para buscar lo que el comprador le especifique puesto que su ámbito de búsqueda es ilimitado: portales inmobiliarios de Internet, agencias inmobiliarias, contactos personales, conserjes… No compiten con las agencias inmobiliarias: colaboran con ellas para localizar la vivienda que desea el comprador. De este modo, los conflictos de intereses desaparecen ya que no están condicionados por la comisión que se cobra del vendedor.

 

¿Cuánto y cómo puede cobrar este agente?

Los Personal Shopper Inmobiliarios cobran entre el 1% y el 2% del precio de la vivienda, aunque nunca se los cobran al vendedor. Entonces, ¿cómo cubren sus honorarios? De los descuentos que consiguen en la negociación para conseguir la vivienda de su cliente. Y es que conocer el verdadero estado de la misma les da algo de ventaja para presionar a la hora de negociar por el precio y conseguir una rebaja de entre un 5% y un 20% del precio de salida en la compra.

Como provisión de fondos cobran un 10% de sus honorarios por adelantado (por ejemplo: si los honorarios del agente son de 4.000 euros, al inicio de la búsqueda se cobran 400 euros como provisión de fondos). El resto sólo se cobrará en caso de que el comprador encuentre la vivienda que desea.

Elige tu oficina
Siempre podrás cambiar la oficina, desde nuestra Web. En la parte superior izquierda.