18 Sep 2018

Cómo sacar rentabilidad a tu vivienda y ganar un extra al mes

En el post de Finkas ng de hoy te vamos a contar un CASO REAL. Ahora que la situación económica está mejorando, muchas personas han empezado a pensar qué pueden hacer con sus ahorros para que les generen una renta superior a la que tendrían dejando su dinero en un banco… Si tú también tienes ahorros y quieres invertirlos para ganar un poco más, te contamos cómo sacar rentabilidad a tu vivienda y ganar un extra al mes.

Todo empieza con la compra de una vivienda. Es posible que ya tengas una (que esté vacía y que te suponga un coste) o que hayas encontrado junto a tu inmobiliaria alguna a buen precio y situada en una zona interesante. Sin embargo, queremos mostrarte cómo invirtiendo en una reforma (aunque tengas un presupuesto limitado) puedes darle una segunda vida a la vivienda y alquilarla a un precio superior.

Ésto no es tan sencillo como parece a priori. Aunque se trate de comprar, reformar y alquilar o vender, necesitas un apoyo profesional detrás que te aconseje qué hacer y cómo hacerlo para que puedas sacar la máxima rentabilidad. ¿Quieres saber cómo? ¡Te contamos un caso real!

Cómo sacar rentabilidad a tu vivienda y ganar un extra mensual

Pablo es un profesor de la Universidad de Valencia que encontró un piso a buen precio en Blasco Ibáñez y decidió comprarlo. Su sueño era “comprar una propiedad antigua y rehabilitarla con mimo y prestando atención en la calidad, los materiales y la estética final”, tal y como nos contó.

El presupuesto que tenía para una reforma integral de la vivienda era reducido. Por eso, saber dónde invertir y cómo hacerlo para poder sacar la máxima rentabilidad requería de ayuda profesional. Pablo decidió confiar en la Inmobiliaria Finkas ng y en Raquel Navarro Interiorsmo para comprar su vivienda y llevar a cabo la reforma.

¿Es realmente necesario buscar profesionales del sector inmobiliario?

La idea de Pablo era reformar la vivienda para ponerla en alquiler y que le generase una renta mensual. Por eso, su plan no consistía únicamente en invertir todos sus ahorros en rehabilitar una vivienda y ponerla en alquiler y listo... no. Tenía que establecer una estrategia.

Te explico. En la reforma, Pablo tenía diferentes opciones. Podía tener una sola habitación y un gran salón abierto a la cocina. O, por el contrario, reducir un poco ese espacio y sacar otra habitación más.

¿Qué opción le iba a dar más rentabilidad a su inversión? En Finkas ng estudiamos qué tipo de vivienda estaba ahora mismo siendo más demandada. Estudiamos también qué tipo de persona era su potencial inquilina. Por ejemplo, ¿era una familia? ¿eran estudiantes? ¿era una persona joven o con pareja?

Finalmente, aconsejamos a Pablo que invirtiese su dinero en sacar dos habitaciones y centrarnos en reformar la vivienda para buscar a nuestro inquilino ideal: esa persona joven que vive sola o en pareja, y que busca una vivienda actual con dos habitaciones para poder tener un estudio o despacho en casa. Le explicamos que en la zona en la que tenía su vivienda, una casa con 2 habitaciones incrementaba el precio del alquiler un 25%.

A partir de nuestro estudio, definimos sus necesidades a cubrir. Ya sabía dónde tenía que invertir dinero y dónde no, para poder sacar la máxima rentabilidad a su inversión.

Datos relativos a la reforma y a la rentabilidad que se ha obtenido

Para reformar la vivienda, de 70 m2, Pablo tenía un presupuesto de 45.000€, donde incluía la mano de obra, los materiales, los suministros y los honorarios. La estrategia ya estaba clara.

El 45% del presupuesto se destinó a la reforma en sí, mientras que los 20.000 restantes se utilizaron para los muebles de cocina, del baño, la iluminación y los azulejos, que Raquel Navarro y su equipo escogieron teniendo en cuenta la estética, la calidad y el “inquilino ideal”, que no podemos olvidar.

Finalmente, aconsejamos a Pablo que añadiera unos “extras” finales que, sin duda, dentro de la reforma, serían capaces de atraer la atención del inquilino ideal, y que lograrían aportar más valor y que alquilase su vivenda aun precio superior. Estos extras ascendían a 1.186,50€. Si quieres saber en qué se invirtieron, puedes leerlo en el Blog de Raquel Navarro Interiorismo, haciendo clic aquí.

El precio medio del alquiler en un piso recién reformado en esa zona y con dos habitaciones, es de 500-530€ / mes. Sin embargo, tras “los extras” y la reforma que se llevó a cabo, Pablo logró alquilar su casa por 600€ al mes a una mujer joven (¡lo que buscábamos!), ganando casi 100€ más al mes que la media en su zona.

¿Cuál es la conclusión? Tras año y medio de alquiler, la cantidad “extra” que Pablo pagó para alquilar su vivienda a un precio superior estará cubierta del todo. Y la rentabilidad de su piso será de un 13% mayor.



Desde Finkas ng queremos decirte que si estás pensando en sacar rentabilidad a tu vivienda, no deberías hacerlo a la ligera. Confía en una inmobiliaria que conozca la zona, el mercado inmobiliario y las tendencias en alquiler para que tu reforma tenga una estrategia, un sentido. Recuerda que se trata de una inversión y que debes tener en cuenta los números. Confía en los expertos.

 

¿Quieres cumplir tu objetivo, como hizo Pablo? Contacta aquí con Finkas ng ¡y empezamos!

Elige tu oficina
Siempre podrás cambiar la oficina, desde nuestra Web. En la parte superior izquierda.