25 Sep 2018

Cómo preparar tu casa para acoger a una persona mayor

¿Alguna vez has pensado si tu hogar, en donde vives ahora, seguirá resultándote igual de perfecto y cómodo cuando te hagas mayor? ¿Te ha surgido la necesidad de analizar si tu vivienda está adaptada para personas mayores? Si este tema te interesa, ¡sigue leyendo! Te vamos a contar rápidamente cómo preparar tu casa para acoger a una persona mayor, habitación por habitación.

Cómo preparar tu casa para acoger a una persona mayor

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que los espacios deben ampliarse. Uno de los problemas más comunes en la vejez es la falta de movilidad, y la pérdida de agilidad. Por eso, cuanto más espacio haya para poder moverse, mejor.

Haz que todas las habitaciones sean más accesibles y que el suelo no sea resbaladizo, ¡especialmente en el baño! Y antes de centrarnos en cada una de las habitaciones, acuérdate que también valorarás la accesibilidad universal en tu edificio. Si quieres saber cómo pedirla a tu comunidad y quién debe pagarla, te lo hemos contado aquí.

Y ahora, sin más dilación, empecemos a analizar qué deberíamos cambiar en casa, habitación por habitación, para que tu casa se adapte a las necesidades de una persona mayor.

Salón y pasillos

Para empezar, analiza tus muebles. ¿Los estás usando todos? Podrías empezar retirando aquéllos que sean prescindibles para poder ampliar el espacio. Protege las esquinas de los muebles para que la persona mayor no se haga daño, si por un casual, se tropieza y se cae.

El sofá debería ser poco profundo, y un poco duro para que los mayores se puedan levantar rápidamente. Las estanterías deberían estar fijas para evitar que se desplacen o caigan; y expertos, recomiendan poner cortinas que no deslumbren, ya que las personas mayores también son más sensibles a la luz del Sol.

Por último, sería buena idea cambiar los pomos de las puertas por manivelas o directamente poner puertas correderas. El mecanismo para abrirlas es más sencillo, y con los años, perdemos movilidad en las muñecas.

En cuanto a los pasillos, es interesante instalar un pasa manos, para ayudar a la persona mayor a moverse sin cansarse. Luego, recomendamos que los interruptores de la luz estén siempre al entrar en la habitación, para que no tengan que desplazarse a oscuras.

Cocina

Hay que seleccionar los utensilios que más se usen y colocarlos a la vista de forma ordenada. Hoy en día organizar la cocina es sencillo con algunas pautas, y así se puede tener todo a la vista y es más fácil alcanzarlos.

En el baño

Ten en cuenta que una bañera es menos accesible que un plato de ducha, por lo que igual valdría la pena invertir en una reforma para cambiarlo. Además, ¡una ducha deja más espacio! No olvides instalar agarres en la pared para evitar resbalones.

Por último, ten en cuenta la altura del wc y del lavabo para que sea el uso sea más fácil tanto para una persona mayor como para usarlo desde una silla de ruedas.

Dormitorio

Un interruptor de luz cerca de la cama por si tienen que levantarse en mitad de la noche, así como un teléfono cerca por si necesitan llamar es la mejor opción en caso de urgencias.

 

Como ya ves, son muchas las cosas que hay que cambiar para adaptar la casa a una persona mayor. Ahora toca analizar la situación ¿cómo de preparada está tu vivienda? Si se te hace difícil, vende tu vivienda y busca un nuevo hogar más adecuado. En Finkas ng llevamos a cabo tu venta de manera rápida y segura, y te encontramos un nuevo hogar.

Sea cual sea tu necesidad, tenemos tu solución. ¡Contacta aquí!

Elige tu oficina
Siempre podrás cambiar la oficina, desde nuestra Web. En la parte superior izquierda.