21 Jun 2018

Emociones que surgen durante el proceso de venta de tu vivienda

Si estás pensando en vender tu casa este post puede resultarte de interés, porque te va a ayudar a estar preparado para todas las emociones que puedan surgirte durante el proceso de venta de tu vivienda.

Puede que estés deseando deshacerte de esa vivienda que no utilizas y a la que no estás sacando rentabilidad. Sin embargo, es posible que necesites vender tu casa, y a la vez, te apene decir adiós al que ha sido durante muchos años tu hogar; donde guardas historias y recuerdos.

Así que en este post te vamos a contar cuáles son las emociones más comunes que surgen en el proceso de venta de tu vivienda. ¡Tienes que estar preparado! Hemos seleccionado, al menos, cinco sentimientos diferentes que podrás experimentar: 

  • Ilusión

  • Agotamiento

  • Decepción

  • Alegría

  • Nostalgia

Cada sentimiento se asocia a un momento determinado del proceso de venta de tu vivienda, desde que te decides a vender hasta que definitivamente vendes tu propiedad. ¡Empecemos!

Ilusión

El proyecto de vender tu casa empieza con mucha ilusión. Te has decidido a vender tu propiedad y has estado investigando en Internet para ver a qué precio se están vendiendo otras propiedades que están cerca de la tuya. Has estado comparando tu casa con otras durante horas para hacerte una idea aproximada de la cantidad de dinero que vas a poder sacar. También has estado pensando cómo podrías redecorar tu casa para hacerla más atractiva y que las personas que visiten tu vivienda se enamoren al instante.

En esta fase sentirás tanta ilusión que las mariposas se apoderarán de  tu estómago…

Agotamiento

Tal vez el anuncio de tu vivienda no reciba tantas visitas como esperabas y pienses que vas a tardar mucho tiempo en venderla. A menudo, aparece un sentimiento de frustración y agotamiento en el proceso de venta.

Por eso es importante contar con una agencia inmobiliaria que te ayude con el proceso y que exprima todas las posibilidades para encontrar rápidamente comprador.

 Decepción

Durante el proceso, puedes sentirte decepcionado cuando empiezan a visitar tu vivienda diferentes interesados pero ninguno se decide a comprarte. Te cuestionas el motivo. En Finkas ng te aconsejamos que prepares tu casa para las visitas, y que le des un toque más impersonal usando técnicas como Home Staging.  

Cuando tus visitas entren a tu vivienda, la primera impresión de tu casa es fundamental para su decisión de compra. Amplía espacios cambiando la distribución de muebles, ten las habitaciones recogidas y evita una decoración sobrecargada. Aquí tienes otras ideas.

Alegría

Con la ayuda de tu inmobiliaria encontrarás rápidamente comprador y sentirás una gran alegría. Cerrar un proyecto (de la magnitud de la venta de tu casa) es una oportunidad para iniciar otros proyectos nuevos, y esa sensación te producirá mucho bienestar.

No obstante, el momento de empezar a recoger tu casa y darte cuenta de que la dejas definitivamente puede hacer que bajes de nuevo los pies sobre la tierra. Sentirás nostalgia y puede que tristeza, pero no olvides que es una fase más de tu proceso de venta, ¡quédate con lo bueno!

 

Esperamos que este post te haga entender que el proceso de venta de tu casa no es sencillo, ni a la hora de encontrar comprador, ni a la hora de afrontarlo psicológicamente. Por eso la mejor opción es contar con una inmobiliaria de confianza, con profesionales que te aconsejen en este proceso y que te lo hagan más sencillo y llevadero.

¿Estás preparado? ¡Llámanos!

 

Elige tu oficina
Siempre podrás cambiar la oficina, desde nuestra Web. En la parte superior izquierda.